2008/04/14

El camino a Tanelorn

Tanelorn esta ahí; nada mas subir la blanca montaña y bajar un verde valle con la intención de verla. Esta sobre la amarillenta colina, bajo el perezoso Sol del amanecer o en el oscuro Bajomontaña. Quizá está entre las algodonosas nubes o en lo más profundo de azul océano.

Tanelorn está. Existe. Es donde debes estar; pero sobre todo es donde debes ir. Pero recuerda que has de ser quien quieres ser para poder entrar. La búsqueda no consiste en llegar sino en saber...

Tened en cuenta que lo más importante de Tanelorn; no es dónde está. Ni siquiera cómo llegar a completar la búsqueda. Está donde están tus amigos ni más allá ni más acá... solo se tiene que andar lo justo, unidos y con esperanza de encontrarla, juntos. Y quizá esté ahí.

Y para los que andan perdidos en su búsqueda. Sabed que el solo acto de buscarla honra a los adalides de las enrevesadas sendas, tortuosas trochas y amplios caminos. Quizá no la encontremos nunca, pero debéis desfrutar del camino. Cuando sea solitario; pero sobre todo cuando erréis en compañía.

El actual guía del camino y el humilde iluso que tuvo un mapa marcando el camino y decidió tirarlo al río; para que nadie guiase su camino y poder perderse con los peregrinos

6 comentarios:

HMJ dijo...

A veces me doy asco a mi mismo con mis ideas de tele-predicador barato... espero no haberos ofendido...

Ito ito dijo...

EN ABSOLUTO.

Sabes que tendrías que esforzarte para ofenderme...

Ito ito dijo...

Ah !! Y échate a temblar cuando llegue el día en que YO me ponga trascendental del todo...

Va a ser infumable lo que llegue a escribir... jajaja...

Siempre es enriquecedor leerte.
Asi que no vuelvas a insinuar que escribes cosas aburridas...

Tiempo de tormentas dijo...

Esta muy bien hombre.

¡como me pusiera yo a escribir... eso si iba a ser un coñazo!

Farrael dijo...

"que hermoso viajar por lugares sin guerra. Todavia quedan lugares en el mundo donde llevar la guerra..." Pensaba melancoholico el Ito-Grachin.

Tiempo de tormentas dijo...

Buf. menos mal que no lo he llevado a una agencia de viajes.