2012/04/02

DALRIADA


Dalriada, Dal Riada o Dál Riata fue un reino escoto existente en el norte de Irlanda y la costa oeste de Escocia desde finales del siglo V hasta mediados del IX.
El último rey de Dalriada, Kenneth MacAlpin consiguió unificar su reino con el de los vecinos pictos dando lugar al reino que sería conocido a partir de entonces como Alba o Escocia.

Tradicionalmente se ha considerado que a finales del turbulento siglo V, mientras el Imperio Romano de Occidente sucumbía ante el empuje de los pueblos bárbaros, un clan extenso de origen irlandés, llamado Dalriada ocupaba la costa oeste de la actual Escocia (lo que actualmente es el condado de Argyll) y establecía un reino.
Los Dalriadanos provendrían del norte de Irlanda, del Ulster y más concretamente del Reino de Oriel. Los romanos llamaban escotos a los piratas y saqueadores de origen irlandés que hablaban gaélico, por lo que a los Dalriadanos se les conocería posteriormente con este nombre latino, que sería el origen etimológico de la denominación de Escocia.
Actualmente hay serias discusiones sobre si los Dalriadanos llegaron realmente de Irlanda a
finales del siglo V o comienzos del VI. Extensos trabajos arqueológicos han fallado al tratar de probar que durante esa época se produjo una migración a gran escala desde el norte de Irlanda al oeste de Escocia. Las evidencias arqueológicas parecen demostrar por el contrario, que durante esa época hubo una continuidad en la población que habitaba la región. Por ello, algunos expertos creen que los Dalriadanos eran en realidad los habitantes indígenas de Escocia occidental, y que tal vez pudieron ser descendientes de la tribu de los Epidii, que mencionaron los romanos.
Sea o no cierta la leyenda sobre la invasión de Escocia, existe una ligazón lingüística incuestionable entre los Dalriadanos y los irlandeses, ya que el gaélico escocés, idioma derivado de la lengua de los Dalriadanos está estrechamente emparentado con el gaélico irlandés.
El rey Áedán Mc Gabrián, que reinó entre el 574 y el 608 aproximadamente, construyó una poderosa armada naval y llevó a cabo una expansiva política guerrera que le llevó a saquear la Isla de Man y las Órcadas.
En tierra tuvo menos éxito, siendo derrotado en la batalla de Degsastan en 603 contra los anglos. En 637 el poder de Dalriada en el Ulster disminuyó notablemente tras su derrota ante los O'Neill en 637 en la Batalla de Mag Rath.
Después de esas derrota los Dalriadanos se concentraron en sus tierras de Escocia, aunque conservaron una porción de territorio en Irlanda. Sus rivales eran los pictos al noreste y los anglos del reino de Bernicia al este. Por el sur su reino limitaba con el Reino de Strathclyde, un reino britano.
La colina de Dunadd, en Argyll, fue probablemente la sede los reyes de Dalriada. Desde sus dominios de Argyll, los dalriadanos se extendieron por el condado de Perth, luego por el Lothian y más tarde hacia el norte por Mur y las Highlands.
Esta expansión les pondría en conflicto con la población caledonia nativa, los pictos. Las largas luchas y guerras entre ambos pueblos concluirían varios siglos más tarde cuando pictos y dalriadanos (escoceses) se amalgamarían en una única nación.
Dalriada se encontraba dividido en tres señoríos denominados cenel con un cuarto que se le
añadió más tarde:
el Cenél nGabráin — en Kintyre
el Cenél Loairne — en Lorne
el Cenél n-Oengusa — en Islay y Jura
el Cenél Comgall — en Cowal y Bute, una adición posterior.
El final del reino es confuso. Al parecer Dalriada fue conquistada por el reino picto y ambos pueblos, pictos y dalriadanos acabaron amalgamándose. Sin embargo y paradójicamente, parece ser que los dalriadanos aculturizaron a los pictos y no viceversa, ya que el idioma gaélico escocés se extendió por el antiguo territorio picto, igual que el cristianismo, ya que los dalriadanos fueron los que introdujeron esta religión procedente de Irlanda en Escocia.
Kenneth MacAlpin, un dalriadano, fue el primer rey de los pictos y escotos, reinando desde 840 a 857. Su reino se denominó Alba (o Escocia), nombre derivado de los escotos.
Los ataques vikingos contra Escocia durante el siglo X cortaron las comunicaciones marinas entre Irlanda y Escocia rompiendo definitivamente los lazos entre los territorios irlandeses de Dalriada y los propiamente escoceses.
Los territorios irlandeses de Dalriada formaron un nuevo reino denominado Ulidia.

5 comentarios:

Ito ito dijo...

Estamos muertos...
¿dónde?¿cuándo? ni idea.
Sólo sé que estamos muertos.

HMJ dijo...

Haces bien en asumirlo. Pero como sabes que me gusta haeros sufrir... veremos mas que el dónde y el cuándo el cómo... ñia ja ja ja

Ito ito dijo...

De golpe.

Estaremos muertos de golpe....

Tiempo de tormentas dijo...

Pero si parece gente muy entrañable.

Por cierto: ME PIDO NO SUFRIR.

Ale, ya esta dicho. Me lo he pedido y eso es sagrado.
Conclusión: haz sufrir a los demas, que a mi ya me has pasado por el sobaco del gigante.

Ito ito dijo...

Mientras no te pase por otro lado....
(y eso hay quien piensa que no es sufrir, sino disfrutar....)