2014/01/31

Toses y polvo en suspensión



* Esto sí que era inesperado, toda una nueva galería ya excavada anteriormente. Eso suponía muchísimo tiempo y dinero ahorrado. Solo tenía que convencer a los patronos de que la excavación era propia y redirigir los fondos de la misma a la compra de material para la maquinaria que había ideado. Sí, era un gran golpe de suerte, la verdad,  a los grandes hombres le sonríe la fortuna, ¿no es así?

Empujó un poco la pared de piedra irregular, produciendo que una cascada de cascotes, levantando una niebla de polvo, que se introducía en ojos y narices por igual y sin ningún tipo de remilgo.  La azulada luz se asomó, esquiva de manera que no le permitía ver el fondo. 
 
* Claramente esta galería era grande, espaciosa podría incluso usar animales de carga para llevar el material dentro, fortuna estaba con el de nuevo.

* Maryann no estaba muy de acuerdo con haberse trasladado a la galería, pero gracias a eso, todas las mañanas, él podía adelantar trabajo y descubrir maravillas como estas. Todo mientras ella daba un paseo a caballo, fuera, y hablaba con los campesinos y los mineros que descansaban.

Esta galería parecía natural, no veía marcas de picos ni barrenas, como tampoco veía humedades. Quizá hubiera sido un antiguo cauce fluvial bajo la montaña, pero ya no lo parecía.

* ¿Qué era eso que había al fondo?

Pero la fortuna es una dama esquiva que prefiere dejarse ver en compañía de muchos hombres, no fuera a ser que alguien creyese que es amante de alguno. Nunca dos noches en la misma compañía y siempre yéndose cuando más se la espera y sobre todo cuando alguien confía en la mesa de juego.


2 comentarios:

Ito ito dijo...

Sabes que ya te toca que hagas de master, no ??

Tiempo de tormentas dijo...

Apoyo la moción