2014/01/19

Visita al puerto



La lluvia caía sobre el puerto; el olor a sal traído por el viento empujaba también el de tripas de pescado a lo largo de la empedrada calle; mientras las pequeñas agujas de lluvia caían sobre el empedrado de la vía principal, convirtiéndolo en un rio de límpida plata, de esa plata antigua, pulida, con esas oscuras marcas que intentaron hacer desaparecer generaciones de manos y que siguen ahí inmutables, perennes al cambio. Como las calles y vías de esta pequeña ciudad. O al menos eso creía siempre que venía.

Esta vez sus intenciones eran completamente diferentes, no venía con la intención de visitar esas posadas del puerto dónde el fuego caliente empujaba lo que bajaba por la garganta seca, hasta el estómago resentido. Dónde era fácil obtener compañía que juraba darle calor pero que siempre le había dejado con las entrañas heladas y pesada el alma. 

No, esta vez no, esta vez no podría hacer nada de eso. Llevaba noches en que el estómago le decía que no quería alimento porque era su corazón el que lo necesitaba. Llevaba diez días sin verla. Sin cabalgar junto a ella, sin ver su sonrisa tímida ni asomarse a sus ojos. 

-Maldita sea- pensó, ¿por qué ha de ser tan difícil? ¿Por qué no podía ser una campesina cualquiera?  Tenía que ser la hija, la amada, la única, la excepcional…

Era todo eso, lo era; por lo menos él lo compartía con su padre, pero… parecía no entender que alguien más pudiese darse cuenta de todo eso o quizá no y por eso... por eso...

-Maldita sea…-

9 comentarios:

Tiempo de tormentas dijo...

Muy bonito y sentimental. Me ha gustado.

Y me pregunto yo: ¿Qué hacías tu en una ciudad pequeña con puerto en lugar de estar trabajando en Madrid, eh?
Mira que dedicarle tiempo a tus sentimientos y a tu estado de animo en lugar de ser un esclavo robot sin sensibilidad... si es que no se donde vamos a llegar...

Jejeje!

Muy chulo, en serio

Tiempo de tormentas dijo...

Por cierto, como curiosidad: ABC ha puesto un link a este blog en un articulo de fotos engañosas, y de repente el post de snowball ha sido visitado por mogollon de gente, pero mogollón.
Tan solo me ha sorprendido.

HMJ dijo...

Ejem, exactamente yo no era. Piensa en Llewellen!

HMJ dijo...

Además ya sabes que soy un robot sin sensibilidad alguna, por qué iba a empezar ahora!

Tiempo de tormentas dijo...

jeje!

Algo intuía, pero se me da muy bien hacerme el sueco.

No, ahora en serio: sería mucho más bonito si hubieses estado hablando de ti. jajejijoju!

Todos sabemos que eres una persona sensible. No nos engañas.

En cualquier caso, tu sigue con las visiones de futuro. Desvela alguna cosa más, que ambienta mucho.
En serio, ambienta mucho.
:)

Menos mal que algunos personajes son muy poco pasionales, por que si no... como se aprovecharían algunos narradores.

Ah si: ¡¡¡Ostia un post de HMJ!!! ¡leche! a lo mejor hasta me animo a retomar el tema yo también.

Tiempo de tormentas dijo...

¿Es el hilderin?

HMJ dijo...

¿He de contestar a eso?

Ito ito dijo...

Por supuesto !!!

Ha sido una pregunta directa de tomo y lomo !!

Ito ito dijo...

Ya sabía yo que el post de Snowball superaría a todos los demás...

Ja !! Atrás se quedan con dos palmos de narices los superordenadores de los 80´ y las megamedusas de tacto imposible...

Snowball al poder !!!