2014/10/07

DECLARACIÓN DE INTENCIONES 3: POCO A POCO

O todo o nada.
O amigos, o enemigos.
O conmigo, o contra mi, pero ya.
O estar siempre dispuesto, o no querer volver a verte.
O esforzarse al máximo, o dejarlo.
Del amor al odio.
O me someto o paso de todo.
O fumo como un carretero o lo dejo.
O en pelotas o no se me ve ni un pelo.
O agua, o doscientas veinticinco botellas de alcohol.
No hacer nada durante años, y de repente explotar.
Años de castidad y al día siguiente follando como un/a conej@ de Sodoma y Gomorra.
Todo el día quiet@ y salir corriendo como alma que lleva el diablo.
O me quedo siempre en casa, o salgo todos los findes.
O ate@, o todo el día a misa.
Ayer comiendo del vertedero, y hoy en la presidencia.
No dar la vuelta a la manzana y apuntarse al maratón.

¡Joder! que no soy del termino medio en absoluto, y desde luego hay que dejarse llevar por las pasiones, las emociones, y el instinto del momento. Disfrutar y hacer lo que quieres en cada momento. Ser como eres. Vivir la vida con intensidad. Pasar absolutamente del sosismo.

Pero bueno, tampoco se trata de ir subiendo las escaleras de siete en siete. Ni de bajarlas de diez en diez. Ni ponerte a escalar montañas a la pata coja.

A ver si te caes, con cuidado ti@.

Empieza a hacer 10 flexiones, no 50.

Poco a poco, tronc@.

Uno no va al gimnasio sin haber ido en la vida, y se tira 4 horas machacandose. Más que nada porque al día siguiente te duele todo.

Hay que tener determinación y hacer las cosas, pero también hay que tener autocontrol. Y eso es complicado. Muy complicado. Sobre todo cuando uno esta disfrutando, o esta dejando de sufrir, o esta viendo la luz al final del túnel, o esta empezando a ser libre, o saboreando la felicidad después de tiempo.

Para ser el/la put@ am@, el dueñ@ de tu vida, tener el control, dirigir tu destino, etc. hay que hacerlo poco a poco, paso a paso, beso a beso, patada a patada. El patatal se siembra patata a patata colega.

Pues eso, que a veces hay que tomar una dirección y avanzar como una apisonadora, poco a poco y con contundencia.

A veces uno llama mucho la atención cuando corre. Es mejor poco a poco. Casi como si todo siguiese igual. Y mientras tanto los muros van cayendo y los guardianes se precipitan al vacío.

POCO A POCO.  Con paciencia y sonriendo.



3 comentarios:

HMJ dijo...

Ja ja ja, el ser excesivo es también a veces bueno, sobre todo en lo de follar como conejos :P

No, te entiendo, yo intento ser mesurado y controlado y me pasa lo contrario que a tí. soy todo autocontrol... y es también negativo.

Tiempo de tormentas dijo...

Bueno, más que sobre el autocontrol en si mismo, intentaba hablar sobre la mesura a la hora de liberarse y soltarse poco a poco en vez de hacerlo en un arrebato explosivo. Pero dejandose ir, soltandose y abandonando la autorepresión.

Tiempo de tormentas dijo...

Vamos, que arrancarse hay que arrancarse.
Pero no hace falta llegar de 0 a 100 en 2 segundos.