2014/10/28

NO PARECÍA HABER SALIDA

Intentó ir hacia la derecha... pero no.
Probó con la izquierda, pero tampoco.
No podía avanzar, porque el camino estaba lleno de espinos.
Por detrás solo había un gran cocodrilo, amenazante, con su boca abierta.

Joder, pues volar no podía. Todavía no le habían crecido las alas. 
De hecho, no creía que eso fuese a pasar. Al fin y al cabo, era humano.

¿Qué quedaba?, ¿Ir hacia abajo?, ¿Cavar un túnel con las manos?
Llevaba mucho tiempo en el laberinto, y ni siquiera se le había ocurrido esa opción hasta entonces.

No, no creyó que esa pudiese ser la solución.

Pero tenía que haber una.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué diria cierto personaje del chutulutech ??

TELEPORTARME detras del cocodrilo gigante y...
VOLARLE los HUEVOS con un par de granaditas ANTI-MECHA.

Ito. ;)

Tiempo de tormentas dijo...

¿Teleportarse, eh?